MAGO PARA EVENTOS

La creatividad y la innovación son dos de los puntos claves en las empresas. Se cree que solo algunos privilegiados son los que pueden manifestarse con creaciones nuevas y únicas. Pero esto no es así. De hecho los científicos Jacques Hadamard y Henri Poincaré establecieron las 5 etapas que median el proceso creativo. Esto permite comprender mejor cómo se materializa un proyecto o un objeto.

Todos tenemos mentes creativas. Pero no siempre nos dedicamos a materializar nuestras ideas. Estos pasos ofrecen una nueva perspectiva para ejercitar este poder y ponerlo en práctica en nuestra vida, o en el trabajo.

Preparación

Desde que todo individuo se topa con un problema, la mente comienza a trabajar con el objetivo de solucionarlo. Comienza a pensar en posibilidades o en caminos alternativos que pudiesen allanarlo. Si se trata de la creación de un producto, comenzará a visualizar como deberá verse, o establecerá los pasos a seguir. Así se prepara eso que se creará.

Incubación

En esta parte se comienza a materializar esa idea que va a llevarse a cabo. Si se trata de una obra de arte, esta es la etapa en la que se realizará un boceto o un diagrama que servirá como guía del proyecto final. También es el instante en que se pude observar un diagrama terminado si se trata de un complejo sistema tecnológico.

Iluminación en el proceso creativo

Mientras las piezas se siguen sumando al conjunto de elementos que conformará la creación final, el individuo tiene una inspiración repentina para hacer que funcione mejor. Esta parte puede surgir de forma inesperada en cualquier momento. No sucede estrictamente durante las horas de trabajo.

Evaluación

En este punto el creador tiene casi todas las piezas unidas de su proyecto. Entonces hace una revisión para determinar si es lo que está buscando obtener. En este punto se encarga de hacer cambios, modificaciones o reordenamientos de todo tipo. Es un momento vital de ajustes y configuraciones muy importantes.

Implementación

Es el momento en que el creador pone manos a la obra para materializar el proyecto. Es cuando se escribe la novela o se cincela la estatua. Esta etapa puede reiniciarse más de una vez para reestablecer cálculos y detalles puntuales. Es cuando el proyecto se transforma en algo tangible.

Ejercicio del proceso creativo

Nuestro curso de neurología y creatividad proporciona bases para que los asistentes desarrollen el proceso creativo y multipliquen el transcurso de generación de ideas. Esta capacitación aporta competencias para gestionar la innovación y también para superar bloqueos en la productividad. En TheMagicFactory desarrollamos estos conocimientos con bases teóricas e ilustramos estos con magia e ilusionismo.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*